sábado, 1 de diciembre de 2012

Sobre cántabros, astures y su guerra con Roma...

          Encontré al fin, a un precio razonable, un clásico de la historiografía española: Los cántabros y astures y su guerra con Roma, publicada por vez primera en 1943 por Espasa Calpe, reeditada en 1962 en su famosa colección Austral y hace muchos años agotada. El destino dispuso que Imanol Sánchez, librero de viejo hijo de otro librero de viejo y buen amigo, Emilio José Sánchez, me consiguiese un ejemplar levemente deteriorado que una vez en mi biblioteca fue conveniente, aunque modestamente, restaurado.






            Adolphus Schulten Natione Germanicus Amicus Hispaniae (Adolf Schulten, alemán de nacimiento, amigo de España), así reza el epitafio del conocido profesor e hispanista autor de la obra que aquí presento. Schulten (Elberfeld, 1870-Erlangen, 1960) refleja en su larga carrera la evolución y las vicisitudes por las que pasaron la mayoría de los historiadores alemanes desde la primera mitad del siglo pasado. Su obra marcó profundamente la investigación moderna sobre la Hispania Antigua y más de una generación de historiadores españoles han seguido sus pasos, pues tuvo el acierto de escoger como campo de estudio un territorio virgen, la península ibérica, que le proporcionó aquí a fama que nunca logró en su país.

El hecho más decisivo en la vida de Schulten y que marcó toda su futura investigación como historiador fue un viaje que realizó a España en 1899. Un viaje que, como él dijo después, no obedecía a ningún motivo especial, sino que lo realizó como un viajero más, atraído por la visión romántica que tenían de España muchos ilustrados europeos de la época.

Sin embargo, aunque admiraba España, mostró un profundo desprecio por la ciencia y la historiografía española. Este hecho se podría explicar porque cuando Schulten llegó a nuestro país los estudios arqueológicos, históricos y filológicos se encontraban en lamentable postración. Hispania, la España prerromana y romana, se presentaron ante él como un inmenso y virgen campo de investigación del que muy poco se habían preocupado los propios españoles. En sus obras se detecta una sistemática ausencia de bibliografía española, incluso en aquellos casos en que ésta era la única aprovechable.

Esta idea de superioridad científica e intelectual, unida a cierto narcisismo muy característico de toda su obra, determinó que, a pesar de haber dedicado toda su vida al estudio de la España Antigua, no lograse establecer nunca una verdadera amistad con sus colegas españoles ni penetrar en los círculos científicos españoles.

Los cántabros y astures y su guerra con Roma es una de las obras más tardías de Schulten. Ciertamente se trata de una recopilación de apuntes y estudios parciales realizados a lo largo de su vida, fruto de su obsesión por estudiar las guerras y la etnografía de los pueblos guerreros, y del análisis crítico de las fuentes y el conocimiento del terreno, es decir, una combinación de trabajo filológico, etnográfico y arqueológico que realmente nunca culminó en una síntesis verdaderamente histórica. Aun así, la influencia de esta pequeña monografía ha sido enorme, puesto que, a pesar de sus limitaciones y errores, sentó las bases y representó el punto de partida de la investigación moderna sobre los cántabros y los astures.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada