domingo, 13 de mayo de 2012

Sobre la inquietud fundamental, Stephen Jay Gould, Theodosius Dobzhansky, Copérnico y Darwin...

          En estos días que releo Ciencia vs Religión: un falso conflicto, la obra de Stephen Jay Gould publicada originalmente en 1999, tres años antes de su fallecimiento, me vienen a la memoria unas notas que, no se cuando ni donde, escribió el renombrado genetista soviético (hoy sería ucraniano) Theodosius Dobzhansky (1900-1975), cofundador de la teoría sintética de la evolución. Dobzhansky apuntaba que "de entre los dos millones o más de especies que hoy pueblan la Tierra", las estimadas a mediados del siglo pasado, "el hombre es el único que siente la inquietud fundamental". El hombre necesita tener una fe, una esperanza y un objetivo para vivir y para dar sentido y dignidad a su existencia. Durante milenios, el hombre buscó esta fe fuera de sí, en una determinada concepción del mundo proporcionada por la religión. Pero, para muchos, esta posición ha sido muy erosionada por el avance de la ciencia, en particular por las revoluciones ligadas a Copérnico y a Darwin.



Diagrama de la evolución del hombre según Ernst Haeckel, en 1876.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada