miércoles, 11 de septiembre de 2013

Sobre sociedades sin estado, guerra y propiedad privada...

            Science publicó recientemente un artículo (D. Fry and P. Söderberg. Lethal aggression in mobile forager bands and implications for the origins of war. Science. Vol. 341, July 19, 2013, p. 270.) que aporta más combustible a la extensa polémica cultural sobre la presencia de la guerra en la evolución humana. Para los autores, los antropólogos finlandeses Douglas Fry y Patrick Söderberg, que trabajaron sobre datos procedentes de una sólida base de datos etnográfica compuesta por una muestra de hasta 186 culturas tradicionales, la guerra es una forma poco usual de violencia entre cazadores y recolectores. Según su análisis “más de la mitad de los casos de agresión letal fueron perpetrados por individuos solitarios, y casi dos tercios resultaron de accidentes, disputas interfamiliares, ejecuciones dentro del grupo o motivos interpersonales tales como la competición sobre alguna mujer en particular”. Este planteamiento apunta a que la guerra sería más bien una característica de las culturas propietarias de tierra que ya habían desarrollado la agricultura, no un rasgo de nuestro ambiente adaptativo ancestral.


Cazadores neolíticos (5000 BC), ocre rojo sobre piedra, en Sefar, Tassili-n'Ajjer, Argelia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada